Ana Vásquez Maya #OneLearningaDay2018-11-15T10:13:55+00:00
Logotipo de Ana Vásquez Maya

Ejecutiva internacional, escritora, conferenciante y experta en learnability y economía conductual en la era digital.

Ana Vásquez Maya es licenciada en Administración y Dirección de empresas por la Universidad EAFIT, con un Master en Recursos Humanos por la Universidad Comillas ICADE; ha participado en diferentes programas ejecutivos del MIT, de la universidad de Columbia y de la Singularity University en Sillicon Valley.  En la actualidad es miembro del Consejo Asesor de la Universidad del Futuro para el CEU Cardenal Herrera.

Como Chief People Officer y People Director ha tenido la oportunidad de trabajar en más de 20 países en industrias tan distintas como retail (Starbucks), healthcare (Bupa-Sanitas) o hightech (DellEMC).  Es socia ejecutiva en Vanyan Solutions, firma de consultoría estratégica desde donde lidera las áreas de cultura digital, talento y economía conductual.

Logotipo de Ana Vásquez Maya
Ana Vásquez Maya

Ejecutiva internacional, escritora, conferenciante y experta en learnability y economía conductual en la era digital.

Ana Vásquez Maya es licenciada en Administración y Dirección de empresas por la Universidad EAFIT, con un Master en Recursos Humanos por la Universidad Comillas ICADE; ha participado en diferentes programas ejecutivos del MIT, de la universidad de Columbia y de la Singularity University en Sillicon Valley.  En la actualidad es miembro del Consejo Asesor de la Universidad del Futuro para el CEU Cardenal Herrera.

Como Chief People Officer y People Director ha tenido la oportunidad de trabajar en más de 20 países en industrias tan distintas como retail (Starbucks), healthcare (Bupa-Sanitas) o hightech (DellEMC).  Es socia ejecutiva en Vanyan Solutions, firma de consultoría estratégica desde donde lidera las áreas de cultura digital, talento y economía conductual.

Misión y Valores

Mi misión:

Curiosa por naturaleza desde hace años me he dedicado a aprender sobre liderazgo, cultura organizacional, talento y comportamiento humano.  Y si bien me apasiona aprender, lo segundo que más me gusta es compartir.  Por eso tanto en mi práctica profesional como en los espacios de las redes sociales defino mi misión como:

CONECTAR

PERSONAS

con

IDEAS

HISTORIAS

con

APRENDIZAJES

INSPIRACIÓN

con

ACCIÓN

En lo que creo:

Las personas no son recursos

Creo que el tiempo en que las personas eran consideradas recursos ha pasado.  En la actualidad, las empresas de éxito entienden que su razón de ser son las personas que dan vida a la misión y razón de ser de toda compañía: servir a otras personas. Por eso, como ejecutiva priorizo que el componente humano sea un tema estratégico en la agenda del negocio y defiendo el principio de priorizar personas sobre procesos.

La cultura es el oxígeno de una empresa

La cultura es el conjunto de creencias, comportamientos y valores, que determinan la forma en la que se ejecuta la estrategia en una empresa.  O como suelo decir, es la forma en la que los empleados hacen su trabajo cuando nadie les está mirando.  Para que sea exitosa, la cultura debe ser un elemento permanente, personal y deliberado en la agenda de todo líder; sabiendo que es algo extremadamente difícil de cambiar y también de mantener.

Learnability

En la era digital, el cambio tecnológico exponencial, la globalización de las ideas y la ubicuidad del conocimiento, están haciendo que el verbo aprender evolucione desde un concepto exclusivo de lugar y tiempo (las aulas y los años formativos iniciales) a una forma de ser y entender la vida en donde tendremos que aprender a aprender de forma constante, en cualquier momento y lugar.

#BeSmart&BeKind

En el mundo de la inteligencia artificial, lo que nos diferenciará de las máquinas no será la pura inteligencia, sino la capacidad de ser inteligentes al tiempo que activamos y cultivamos atributos exclusivamente humanos como la compasión, empatía e interés legítimo por el otro.   Atributos todos que nos permiten conectar con los demás, creando el contexto necesario para colaborar e innovar.

Misión y Valores

Mi misión:

Curiosa por naturaleza desde hace años me he dedicado a aprender sobre liderazgo, cultura organizacional, talento y comportamiento humano.  Y si bien me apasiona aprender, lo segundo que más me gusta es compartir.  Por eso tanto en mi práctica profesional como en los espacios de las redes sociales defino mi misión como:

CONECTAR

PERSONAS

con

IDEAS

HISTORIAS

con

APRENDIZAJES

INSPIRACIÓN

con

ACCIÓN

En lo que creo:

Las personas no son recursos

Creo que el tiempo en que las personas eran consideradas recursos ha pasado.  En la actualidad, las empresas de éxito entienden que su razón de ser son las personas que dan vida a la misión y razón de ser de toda compañía: servir a otras personas. Por eso, como ejecutiva priorizo que el componente humano sea un tema estratégico en la agenda del negocio y defiendo el principio de priorizar personas sobre procesos.

La cultura es el oxígeno de una empresa

La cultura es el conjunto de creencias, comportamientos y valores, que determinan la forma en la que se ejecuta la estrategia en una empresa.  O como suelo decir, es la forma en la que los empleados hacen su trabajo cuando nadie les está mirando.  Para que sea exitosa, la cultura debe ser un elemento permanente, personal y deliberado en la agenda de todo líder; sabiendo que es algo extremadamente difícil de cambiar y también de mantener.

Learnability

En la era digital, el cambio tecnológico exponencial, la globalización de las ideas y la ubicuidad del conocimiento, están haciendo que el verbo aprender evolucione desde un concepto exclusivo de lugar y tiempo (las aulas y los años formativos iniciales) a una forma de ser y entender la vida en donde tendremos que aprender a aprender de forma constante, en cualquier momento y lugar.

#BeSmart&BeKind

En el mundo de la inteligencia artificial, lo que nos diferenciará de las máquinas no será la pura inteligencia, sino la capacidad de ser inteligentes al tiempo que activamos y cultivamos atributos exclusivamente humanos como la compasión, empatía e interés legítimo por el otro.   Atributos todos que nos permiten conectar con los demás, creando el contexto necesario para colaborar e innovar.

Déjame recordarte dos cosas que quizás ya sabes:

Cada vez vivimos más tiempo, y la tasa de creación de conocimiento se está acelerando exponencialmente.

La tecnología ha definido su objetivo de tratar el envejecimiento como una enfermedad más. Y lo más probable es que tarde o temprano lo consiga.  Una consecuencia directa de una vida centenaria es que las probabilidades de jubilarte a los 67 años pierden sentido, y no sólo porque te quedarán muchos más años por llenar, contribuir y vivir de manera satisfactoria y activa, sino porque también necesitaremos de una seguridad financiera que nos proteja durante más tiempo.

Por otra parte, la tasa de aceleración del conocimiento se acelera.  Déjame que te lo explique con una metáfora: si condensáramos la historia de 100.000 años del homo sapiens en un libro de 500 páginas, con cada una representando 200 años, durante 450 páginas no leeríamos más que aburridas vidas de recolectores y cazadores.  En la página 451 sucedería la revolución agrícola y aparecerían las primeras ciudades, Jesús nace en la pagina 490, la primera universidad de la edad media aparece en la página 496 y la Ilustración en la 498.  La revolución industrial comenzaría justo al principio de la página 500, y al final de esta habríamos enviado el primero hombre a la luna y creado internet.

Por otra parte, si durante las primeras 499 paginas la población creció hasta 1.000 millones de habitantes, sólo en la página 500 ha llegado hasta los 7.500 millones, y se pronostica que en el 2050 seremos 10.000 millones.

¿Te das cuenta de lo que supone que tú y yo seamos personajes viviendo en la pagina 501 de este libro?    Sin duda, se trata de un escenario que nos requerirá de la capacidad de pensar, crear y adaptarnos continuamente.

libro

Tener vidas centenarias en un mundo de aceleraciones hacen que el conocido paradigma de Educarse, Trabajar y Retirarse, esté dando paso a uno nuevo en donde entendemos la vida como una sucesión de transiciones alrededor de aprender para trabajar, y volver a aprender para volver a trabajar, hasta que llega el día en que finalmente nos retiremos.

Lo que has aprendido en el colegio y tus diplomas de la universidad continuarán siendo importantes para conseguir un trabajo, pero puedes estar seguro de que no serán suficientes para mantenerlo.  En la pagina 501 de nuestro libro de historia, la obsolescencia del conocimiento y la tecnología ocurre a una velocidad infinitamente mayor, por tanto, lo que te ha traído hasta aquí, no conseguirá llevarte a donde ahora quieres llegar. #OneLearningaDay

Déjame recordarte dos cosas que quizás ya sabes:

Cada vez vivimos más tiempo, y la tasa de creación de conocimiento se está acelerando exponencialmente.

La tecnología ha definido su objetivo de tratar el envejecimiento como una enfermedad más. Y lo más probable es que tarde o temprano lo consiga.  Una consecuencia directa de una vida centenaria es que las probabilidades de jubilarte a los 67 años pierden sentido, y no sólo porque te quedarán muchos más años por llenar, contribuir y vivir de manera satisfactoria y activa, sino porque también necesitaremos de una seguridad financiera que nos proteja durante más tiempo.

Por otra parte, la tasa de aceleración del conocimiento se acelera.  Déjame que te lo explique con una metáfora: si condensáramos la historia de 100.000 años del homo sapiens en un libro de 500 páginas, con cada una representando 200 años, durante 450 páginas no leeríamos más que aburridas vidas de recolectores y cazadores.  En la página 451 sucedería la revolución agrícola y aparecerían las primeras ciudades, Jesús nace en la pagina 490, la primera universidad de la edad media aparece en la página 496 y la Ilustración en la 498.  La revolución industrial comenzaría justo al principio de la página 500, y al final de esta habríamos enviado el primero hombre a la luna y creado internet.

Por otra parte, si durante las primeras 499 paginas la población creció hasta 1.000 millones de habitantes, sólo en la página 500 ha llegado hasta los 7.500 millones, y se pronostica que en el 2050 seremos 10.000 millones.

¿Te das cuenta de lo que supone que tú y yo seamos personajes viviendo en la pagina 501 de este libro?    Sin duda, se trata de un escenario que nos requerirá de la capacidad de pensar, crear y adaptarnos continuamente.

libro

Tener vidas centenarias en un mundo de aceleraciones hacen que el conocido paradigma de Educarse, Trabajar y Retirarse, esté dando paso a uno nuevo en donde entendemos la vida como una sucesión de transiciones alrededor de aprender para trabajar, y volver a aprender para volver a trabajar, hasta que llega el día en que finalmente nos retiremos.

Lo que has aprendido en el colegio y tus diplomas de la universidad continuarán siendo importantes para conseguir un trabajo, pero puedes estar seguro de que no serán suficientes para mantenerlo.  En la pagina 501 de nuestro libro de historia, la obsolescencia del conocimiento y la tecnología ocurre a una velocidad infinitamente mayor, por tanto, lo que te ha traído hasta aquí, no conseguirá llevarte a donde ahora quieres llegar. #OneLearningaDay

Nos vemos en las redes


Nos vemos en las redes

Contacta conmigo